Torrent

Torrent es una ciudad viva, activa y llena de cultura y emociones. Uno de los aspectos más destacados de la historia torrentina es el chocolate, famoso por su tradicional producción en la capital de l’Horta Sud que se remonta a mediados del siglo XIX, cuando en el año 1856 surgieron las dos primeras empresas chocolateras de tradición familiar que posteriormente permitieron convertir Torrent en la mayor industria chocolatera de toda España.

Por otro lado, podemos realizar una visita al elemento más representativo de la historia y patrimonio torrentino, la Torre. Una construcción declarada Bien de Interés Cultural que ha sido centro neurálgico en la vida de la población desde el mismo momento de su construcción por iniciativa de la Orden de San Juan del Hospital a mitad del siglo XIV. Esta visita se enmarca en un circuito por el centro histórico junto con el Museu Comarcal de l’Horta Sud, l’Hort de Trénor y el Museo de Semana Santa.

Hablando de actividad festiva, Torrent destaca por su Semana Santa, declarada de Interés Turístico Autonómico, con la figura de la Reina del Encuentro, única en España, como protagonista de la misma. Las fallas también son parte importante del calendario festivo torrentino, una fiesta declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad que en Torrent celebran 29 comisiones. Además, destacan otras festividades como la Entrà de la flor, Sant Antoni del porquet o, ya en verano, la fiesta de Moros y Cristianos o el festival Rockejat que, junto al festival Jazz Panorama o el de música y tradición Arrels, completan una oferta cultural y musical de primer nivel. La gastronomía va ligada también a la fiesta y tradición; con motivo de la festividad de San Blas es típico disfrutar de gaiatos y santblaiets o del plato torrentino por excelencia, el Rossejat torrentí.

Torrent, epicentro geográfico de la Comunitat Valenciana, dispone de un patrimonio natural de alto valor, permitiendo realizar multitud de actividades en los diferentes espacios naturales del Vedat o la Serra Perenxisa.