Visita teatralizada | Turismo de Sax

Sax ha preparado un intenso programa de actividades para todo el año. Así, podemos destacar la Ruta del Tapeo, durante tres fines de semana de noviembre. Es una actividad lúdica muy aceptada y esperada por los habitantes de la localidad y por los de la comarca.

En segundo lugar, las visitas teatralizadas se realizarán todos los primeros (o segundos, en función de la agenda) domingos de mes excepto los meses de invierno. Las visitas tratan sobre la historia de Sax, recorriendo todo el casco antiguo y la fortaleza junto a un guía. El visitante, conforme avanza en el recorrido, se va encontrando con actores que le cuentan su vida y costumbres. En esta última temporada, la visita trataba sobre la vida del pastor Martín y su familia. Es una apuesta por el turismo familiar.

En tercer lugar, las Jornadas Gastronómicas se realizan entre marzo y abril durante tres fines de semana. Consisten en una visita al castillo y al casco histórico, una cata de vinos patrocinada por la Ruta del Vino de Alicante de la cual son socios y una comida en cualquiera de los restaurantes adheridos a las Jornadas. La comida consiste en un plato típico de la localidad (borreta, relleno, “panecicos”…). Todo cuesta 15€.

El casco histórico de Sax es de claro origen árabe, con calles que se abrazan a la peña y se adaptan a las curvas de nivel, con su centro en la Ermita de San Blas. Recorriendo sus calles encontramos restos del urbanismo árabe, como la calle del Peligro y la calle Ciervo, las primitivas casas bajomedievales y notables ejemplos de la arquitectura de los siglos XVI a XIX, como los magníficos edificios de la segunda mitad del siglo XIX que jalonan la calle Mayor: Casa de la Comparsa de Caballeros de Cardona, Casa de la Inquisición o Casa de Alberto Sols.

También hay que destacar la Plaza del Ayuntamiento y la Plaza Cervantes. Fue en 1627 cuando los sajeños prometieron en votos solemnes celebrar la festividad del día de San Blas, patrón de Sax, para dar muestras de su devoción. Desde entonces, los Moros y Cristianos en honor de San Blas, rememorando la reconquista de Sax por las tropas de Jaime I en 1239, se han convertido en las fiestas más importantes y conocidas de la localidad.

Esta celebración fue evolucionando y desde 1942 dura cinco días (del 1 al 5 de febrero). La formación de comparsas se fue sucediendo desde finales del XIX, tras la aparición de las de Moros y Cristianos, las más antiguas y las que dan nombre a las fiestas. La más joven, los Caballeros de Cardona, se creó en 1989, uniéndose a las comparsas Marruecos, Garibaldinos, Turcos, Alagoneses y Árabes Emires.