Las Fallas 2019 están cada vez más cerca y van a ser ¡muy especiales! La fiesta más internacional de Valencia inundará la ciudad con 800 monumentos falleros llenos de humor y sátira, fuegos artificiales, música y tradición.¡La mecha de las Fallas de 2019 ya está encendida! / Eduardo Ripoll

La Comunitat Valenciana es un territorio que congrega multitud de maravillas, tanto culturales como naturales o arquitectónicas. Prueba de ello es la catalogación de Patrimonio de la Humanidad por la Unesco de hasta diez ejemplos de la tradición y cultura valenciana. La primera representación que tuvo la Comunitat Valenciana en la lista de bienes Patrimonio de la Humanidad fue la Lonja de la seda de València, que fue seleccionada en 1996 como uno de los lugares que merecía formar parte de este selecto grupo. Desde entonces, en estos veinte años se han añadido otros nueve bienes desde diferentes partes del territorio valenciano.

Así pues, con diez bienes seleccionados, la Comunitat Valenciana es una de las autonomías españolas que aporta una mayor cantidad de bienes a la lista de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco y que ayuda a España a situarse como tercer país más representado.

La Lonja de la seda de València fue la primera en ser nombrada Patrimonio de la Humanidad. F. Bustamante

Lonja de la seda de València

La Lonja de los Mercaderes se alza en pleno centro de València, en la plaza del Mercado, escenario de la historia de la ciudad. Se trata de uno de los edificios civiles más bellos e imponentes de la arquitectura gótica europea y revela la prosperidad comercial que vivió la capital del Turia hasta el siglo VXI. La Lonja mira al mercado y muestra el esplendor de su gótico flamígero, su puerta tallada se apoya en leves columnas de airosos pináculos. Y si por fuera sorprende, solo hay que entrar en la Sala de Contratación para quedarse de piedra.

La Lonja

La Lonja de la seda fue la primera en recibir la distinción de Patrimonio de la Humanidad en la Comunitat

Palmeral de Elche

Elche presume de tener miles de empinadas y majestuosos palmeras que ocultan sus edificios torres y cúpulas. De hecho, puede presumir prácticamente de tener más palmeras que habitantes, en una de las ciudades más populosas de la Comunitat. Palmeras altas y robustas rodean sus acogedores horts, campos que a través de las dunas se asoman al Mediterráneo. Casi un centenar de plantaciones, como la del espectacular Huerto del Cura presidida, desde hace dos siglos, por una palmera imperial de siete brazos nacidos de un mismo tronco, revelan su hermosura.

El Palmeral d’Elx es una de las muestras naturales más importantes de la Comunitat. Levante-EMV

Arte rupestre

La Comunitat Valenciana ha sido un territorio con una rica oferta artística desde hace milenios de años y, prueba de ello, es la amplia gama de muestras de arte rupestre que posee, con más de 300 abrigos con pinturas rupestres de Arte Levantino, la mayoría entre tortuosos barrancos y junto a lechos de ríos de exiguo caudal. Los yacimientos de Morella la Vella, La Sarga, Valltorta-Gasssulla, la Cueva de la Araña y el Pla de Petracos, todos visitables, muestran a hombres y mujeres nómadas y cazadores lejanos en el tiempo y que fueron capaces de pintar fascinantes escenas de vida y de muerte, de guerra y de paz, de caza y recolección… Un arte que ha superado el paso de los siglos.

El Tribunal de las Aguas de la Vega

València puede presumir de tener uno de los estamentos más organizados y humanos en cuanto al reparto y la utilización del agua, un tesoro que pertenece a todos y a nadie. El Tribunal de las Aguas de València consta de un jurado que se encarga de dirimir los conflictos por el riego entre los agricultores de la huerta de valenciana. El Tribunal de las Aguas, que se reúne cada jueves en la puerta de los Apóstoles de la catedral desde más de hace mil años, esclarece el reparto de los caudales del río Turia, sus ocho acequias y sus canales.

El Misteri d’Elx

El Misteri d’Elx destaca por ser una de las muestras más emotivas y destacadas de la representación dramática y artística de la Comunitat Valenciana. Es un drama lírico de origen medieval, que recrea la muerte, asunción y coronación de la Virgen María y que se ha mantenido a lo largo del tiempo gracias a una bula papal tras el Concilio de Trento. El Misteri, con textos recopilados en el siglo IV de los evangelios apócrifos, se transmite oralmente los primeros años del cristianismo. La representación, dividida en dos actos, se escenifica cada año los días 14 y 15 de agosto en la basílica de Santa María d’Elx.

Fiesta de la Mare de Déu de la Salut

Algemesí se viste de gala y sale a la calle para honrar a su patrona, la Mare de Déu de la Salut. El pueblo se convierte en museo viviente donde admirar La Muixeranga -o torres humanas-, Els Tornejants, Els Bastonets, Les Pastoretes -o Les Llauradores- en un espectáculo en el que participan hasta 1.400 personas y en la que destaca la gran procesión del día 7 por la tarde. Una fiesta medieval. Tradición, leyendas, fe y cultura se unen en unas celebraciones que cada año acogen miles de visitantes los días 7 y 8 de septiembre.

Las Fallas

Cada mes de marzo, València se llena de fuego, color, ruido y sátira para celebrar sus fiestas más populares y destacadas. Sus calles se engalanan y son tomadas por enormes monumentos efímeros con los que se da la bienvenida a la primavera y se hace autocrítica para dejar atrás lo malo. Las Fallas son una de las fiestas con más reconocimiento internacional de cuantas se celebran en la Comunitat Valenciana y, desde noviembre de 2016, son consideradas por la Unesco como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Museo Escolar de Pusol

El Museo Escolar de Pusol es un proyecto educativo-museístico que se desarrolla desde hace 50 años en la escuela unitaria de la pedanía rural de Puçol, en Elche (Alicante). Su principal actividad es la educación de escolares utilizando el patrimonio y la cultura local como recursos didácticos, al tiempo que conserva y pone en valor dichos recursos con su labor museística. En 2009 llegó el gran reconocimiento al trabajo y años dedicados a este proyecto de carácter comunitario, abierto y participativo, cuando la Unesco inscribió al Centro de Cultura Tradicional Museo Escolar de Pusol en el Registro de Buenas Prácticas de Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial, convirtiéndose desde entonces en el Tercer Patrimonio de Elche.

La dieta mediterránea es uno de los ejemplos más claros de la cultura gastronómica valenciana. Fernando Bustamante

La Dieta Mediterránea

La Dieta Mediterránea es algo más que una pauta nutricional rica y saludable. Es un estilo de vida que engloba recetas, pero también productos, cultura, profesiones, costumbres y celebraciones. Se puede decir que el aceite de oliva es su epicentro, con todo su significado: es un tipo de grasa con muchas propiedades beneficiosas para la salud. Por eso, la Unesco inscribió a la Dieta Mediterránea como uno de los elementos de la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Tamborrada

La última demostración cultural que ha sido añadida a la lista de bienes Patrimonio de la Humanidad por la Unesco han sido las tamborradas. Los repiques rituales de tambor son una costumbre en diversos puntos de la geografía española y, también de la valenciana. Así pues, Alzira y L’Alcora «Todos los años (las tamboradas) contribuyen a crear un ambiente sonoro, fascinante y cargado de emoción, que suscita en las comunidades sentimientos de identidad y comunión colectivas», explicó la Unesco en un comunicado.

Unesco

La Tamborrada ha sido la última demostración cultural que se ha unido a la lista de bienes Patrimonio de la Humanidad en la Comunitat