La concejala de turismo de Alcalà de Xivert – Alcossebre y la jefa de prensa | J.M. VIGARA

La nueva imagen turística simboliza en una “A” la riqueza en recursos turísticos con los que cuenta la localidad: naturaleza, patrimonio, gastronomía, sol y playa, entre otros alicientes.

J.M. VIGARA | MADRID – La presencia en Fitur ha servido también para seguir promocionando los recursos turísticos específicos con los que cuenta el municipio, como la nueva ruta monumental “La Herencia del Temple” enfocada sobre todo al turismo familiar, el turismo de naturaleza y las ferias gastronómicas. Además, tal como ya se hizo en anteriores ediciones de Fitur, se planificaron reuniones entre la concejala de Turismo, Alejandra Roca, con touroperadores europeos para promover la llegada de nuevos públicos a nivel internacional, con el incentivo de la cercanía al aeropuerto de Castellón. “Nuestro municipio es el primer destino al que se dirigen los pasajeros que aterrizan en el aeropuerto de Castellón y tenemos que aprovechar esta proximidad, junto a nuestra infraestructura turística, para conseguir que se nos conozca más en toda Europa. Citas como Fitur son fundamentales para seguir ampliando mercando y afianzando contactos con agencias y touroperadores”, explicaba la concejala Alejandra Roca.

Junto a la jefa de prensa, Alejandra Roca comentaba a Levante-EMV que esta nueva marca turística forma parte de los principios y actuaciones incluidas en el Plan Estratégico de Turismo 2016-2020 que identifica hasta 81 recursos turísticos locales, entre los que sobresalen las playas de Les Fonts, Carregador, Romana, del Moro, Tres Playas, Manyetes, Serradal y la playa de Capicorb; las calas Ribamar, Mundina y la cala Blanca; y el parque natural y la reserva marina de la Sierra d’Irta. En cuanto al patrimonio histórico, artístico y monumental, hay que subrayar el Castillo de Xivert, el conjunto de la Iglesia y campanario de San Juan Bautista, y la diversidad de yacimientos arqueológicos.

Paralelamente, la regidora subrayó la tranquilidad y el modelo de turismo sostenible que representa Alcalà de Xivert – Alcossebre frente a otros destinos del litoral castellonense mucho más masificados y con una planta hotelera de elevada altura.